martes, 31 de diciembre de 2013

martes 31 de diciembre de 2013

San Silvestre
Nublado con viento
Temperatura: 6º a 9º
Humedad: 28-34
Presión atmosférica: 1014 mb

Luna: Nueva

sansilvestre

En nuestra cultura, cada 365 días, algunas veces 366, somos testigos de un singular acontecimiento llamado "año nuevo". Suele ocurrir inmediatamente después de que el "home dels nassos" haga su aparición por nuestros pueblos y ciudades... y esto siempre ocurre una vez transcurrido el día de sansilvestre... No está muy claro para qué sirve cambiar de año cada 365 días, a veces 366, pero estamos tan acostumbrados, que nos parece la cosa más natural del mundo... como cambiar de hora el último domingo de marzo y el último domingo de octubre. ¡¡¡Para que luego digan que en nuestra moderna cultura laica y secularizada prescindimos de rituales y supersticiones!!!

 


San Silvestre fue el primer papa que murió tranquilamente en su cama. Los anteriores papas murieron todos ellos martirizados por ser considerados como enemigos del Estado. San Silvestre, que inició su pontificado en el año 314, se caracterizó por su colaboración con los poderes terrenales encarnados en el emperador Constantino. Desde entonces la institución que presidió este señor siempre se ha llevado bien con quienes mandan y con quienes ganan las guerras.

Su pontificado fue de los más largos de la historia. Es probable que sea por ello por lo que desde tiempo inmemorial se le ha escogido como patrono para largas carreras, denominadas por ello "de San Silvestre"...


Gian Francesco Penni, Bautismo de Constantino por San Silvestre
(Por la vestimenta de algunos de los presentes, señores en calzoncillos y señoras en top-less, parece que esta ceremonia tuvo lugar en verano)


demasiado grandes

La elegante señorita del establecimiento me  miró de arriba abajo desde detrás del mostrador y, sin hacer el menor movimiento, sentenció que no tenía faldas de mi talla: ¡Es usted demasiado grande! – dijo.
- ¿Comparada con qué? – repliqué.
- Pues con la talla 38. Lo normal es una 36 o una 38. Las tallas grandes, como la que usted necesita, puede encontrarlas en tiendas especiales.
Era la primera vez que me decían semejante estupidez respecto a mi talla.
- Y ¿se puede saber quién establece  lo que es normal y lo que no? – pregunté a la dependienta como queriendo recuperar algo de mi seguridad si ponía a prueba las reglas establecidas. – ¿Quién ha dicho que todo el mundo deba tener la talla 38? – bromeé, sin mencionar la talla 36, que es la que usa mi sobrina de doce años, delgadísima.
- La norma está presente en todas partes, querida mía. En las revistas, en los anuncios. Es imposible no verlo. Si aquí se vendiera la talla 46 ó 48, que son probablemente las que usted necesita, nos iríamos a la bancarrota. Pero ¿en qué mundo vive usted, señora? Lo siento, pero no puedo ayudarla, de verdad.
-  Pues vengo de un país donde no existen las tallas en la ropa de mujer – repliqué-. Yo misma me compro la tela, y la costurera del barrio o un artesano me hacen la falda que le pido a medida. De hecho, si quiere que le diga la verdad, no tengo ni idea de qué talla uso.
- ¿Quiere usted decir que no vigila su peso? – me preguntó con cierta incredulidad.

la talla 38 vista por una feminista árabe

Qui ha vist l'Home dels Nassos

Qui ha vist l'Home dels Nassos ?



El 31 de desembre, l'últim día de l'any, a Girona, es feia remarcar per l'aparició dels famós "Home dels Nassos", l'home que tenia tants nassos com dies té l'any, un ésser monstruós creat per la fantasia popular, imaginari, perquè a l'any, el dia 31 de desembre, sols li manca un dia. Quan es parlava d'ell a la mainada i als innocents se'ls feia sobreentendre que l'esgarrifós personatge tenia 365 nassos.
Els petits s'ho creian de bona fe, i més d'un feia campana de l'escola per anar a veure el monstre a l'hora culminant de sonar-se la nassada, operació en la qual emprava unes quantes dotzenes de llençols per a buidar-hi el nombre formidable de nassos que li omplien la cara i altres parts del cos.
Es presentava com un transhumant. Es deia que al punt de la mitja nit se'l podia veure al Pont de Pedra vestint una camisa mullada i portant una canya verda a la má. Durant el dia es passejava per la ciutat, i precisament la gent gran acabava de veure'l a la Plaça del Vi, a la Rambla o a la Devesa, cap on la mainada volava, més que no corria, amb l'afany de veure'l encara que fos de lluny, tot preguntant inútilment a uns i a altres fins que alguna bona ánima els exposava pietosament la veritat.

Aquest personatge tenia un compare l'Home de les Orelles, però no se'ls podia veure mai junts, perquè sortia ahir per tenir tantes orelles com dies té l'any sense deixar de ser normal. Mai però no tingué la fama de l'Home dels Nassos del qual no era més que una paròdia.


Bibliografia:
J. Gibert, Girona, Petita història de la ciutat i de les seves tradicions i folklore, Barcelona, 1946.

lunes, 30 de diciembre de 2013

lunes 30 de diciembre de 2013

Nublado con viento. Por la tarde lluvia
Lluvia: 4 l./m2
Temperatura: 2'9º a 7'8º
Humedad: 25-30
Presión atmosférica: 1021 mb

Luna: Nueva

domingo, 29 de diciembre de 2013

domingo 29 de diciembre de 2013

Nubes y claros
Temperatura: -0'3º a 7'1º
Humedad: 25-32
Presión atmosférica: 1026 mb

Luna: Menguante

Israel, un peligroso anacronismo

"Así dice el Señor, Dios de Israel: 
... sembré el pánico ante vosotros... y os di una tierra por la que no habíais sudado, ciudades que no habíais construido y en las que ahora vivís, viñedos y olivares que no habíais plantado y de los que ahora coméis."  (Josué, 24)

Si es Dios quien se la ha regalado expulsando  a quienes allí vivían, a quienes construyeron allí sus ciudades y plantaron sus viñedos y olivares... ¿cómo alguien puede poner en duda su legitimidad a vivir allí? Si el mismísimo Dios es quien se la dió y ahora se la ha vuelto a dar... ¿cómo poner en duda su derecho a defenderla con uñas y dientes?

Israel y su ejército (Tsahal), eufemísticamente llamado "fuerzas de defensa de Israel", no hacen otra cosa que obedecer a su Dios y por tanto las agresiones contra los palestinmos están plenamente justificadas.

"... escucha las palabras del Señor. Así dice el Señor de los ejércitos: 'Voy a tomar cuentas a Amalec de lo que hizo contra Israel... Ahora ve y atácalo; entrega al exterminio todos sus haberes, y a él no lo perdones; mata a hombres y mujeres, niños de pecho y chiquillos, toros y ovejas, camellos y burros'." (I Samuel, 15)

Israel es un Estado configurado en torno a un conglomerado étnico-cultural-religioso. Presumen de ser un Estado laico, pero en el que sus ciudadanos, para serlo de pleno derecho, tienen que pertenecer a una religión determinada. Una religión según la cual la tierra en la que viven se la dio el mismísimo Dios, para ellos.

sábado, 28 de diciembre de 2013

sábado 28 de diciembre de 2013

Nubes y claros
Temperatura: 2'2º a 11'5º
Humedad: 21-37
Presión atmosférica: 1017 mb

Luna: Menguante

el ángel no me selló los labios

Había algo que me intrigaba: el labio superior, bajo la nariz, era liso, sin la parte hundida que hay habitualmente en el centro. “¿Cómo es que tienes el labio así? Nunca he visto nada igual.” Se frotó el labio: “¿Esto? Cuando nací el ángel no me selló los labios. Y por eso me acuerdo de todo lo que sucedió antes.” – “No entiendo.” – “Y eso que eres un hombre instruido. Todo eso está escrito en el Libro de la Creación del Niño de los Pequeños Midrashim. En un principio, los padres del hombre copulan. Y así se crea una gota en la que Dios introduce el espíritu del hombre. Luego, el ángel lleva esa gota al Paraíso por la mañana y al Infierno por la noche; después, le enseña en dónde vivirá en la tierra y en dónde la enterrarán cuando Dios llame al espíritu que puso en ella. Y, luego, escrito está lo siguiente. Discúlpame si lo recito mal porque tengo que traducir del hebreo, porque tú no sabes hebreo: Pero el ángel siempre devuelve la gota al cuerpo de la madre y el santo, loado se, cierra tras de ella puertas y cerrojos. Y el santo, loado sea, le dice: Hasta ahí irás y no más allá. Y el niño se queda en el seno de la madre durante nueve meses. Y, luego, está escrito: Y cuando llega el momento en que debe venir al mundo, se le presenta el ángel y le dice: Sal, pues llegado es el momento de que aparezcas en el mundo. Y el espíritu del niño responde: Ya dije a quien estuvo aquí que estoy satisfecho del mundo en que he vivido. Y el ángel le responde: El mundo al que te llevo es hermoso. Y después: Mal que te pesare, te formaron en el cuerpo de tu madre y mal que te pese naciste para venir al mundo. Acto seguido, el niño empieza a llorar. ¿Y por qué llora? Por el mundo en donde había vivido y que tiene que dejar. Y, no bien ha salido, el ángel le da un golpe en la nariz y le apaga la luz que tiene sobre la cabeza; obliga a salir al niño a su pesar y el niño olvida cuando vió. Y no bien sale, empieza a llorar. Ese golpe en la nariz que menciona el libro es lo siguiente: el ángel le sella los labios al niño y ese sello deja una marca. Pero el niño no olvida en el acto. Cuando mi hijo tenía tres años, hace mucho tiempo, lo sorprendí una noche junto a la cuna de su hermanita: “Háblame de Dios –le decía-, que se me está olvidando”. Por eso el hombre tiene que volver a aprenderlo todo acerca de Dios mediante el estudio y por eso los hombres se vuelven perversos y se matan entre sí. Pero a mi el ángel me hizo salir sin sellarme los labios, como puedes ver, y me acuerdo de todo.” – “¿Entonces te acuerdas del sitio en donde te enterrarán?”, le pregunté. Sonrió de oreja a oreja: “Por eso precisamente he venido a verte aquí”. Me levanté y cogí el gorro: “Vamos”.

/.../

Miré otra vez las montañas, no me cansaba de contemplarlas. El viejo las miraba también. “¿Sabes? Me decepcionaba que no me enterrasen en mi valle, cerca del Río Namur –dijo-. Pero ahora me doy cuenta de que el ángel es sabio. Este es un sitio hermoso.” – “Sí”, dije. Miré de reojo: el fusil de Hanning estaba tirado en la hierba, junto al casco, como abandonado. Cuando a Hanning le asomaba apenas la cabeza del suelo, el viejo dijo que ya le parecía bien. Ayudé a salir a Hanning. “¿Y ahora qué?”, pregunté. – “Ahora tienes que meterme dentro, claro. ¿No creerás que Dios me va a mandar un rayo?”

/.../

El viejo se había colocado al borde de la tumba, de cara a las montañas, y seguía sonriendo. Hanning se echó el fusil al hombro y le apuntó al viejo a la nuca. De repente noté que me invadía la angustia. “¡Espere!” Hanning bajó el fusil y el viejo volvió la cabeza en mi dirección. “¿Y mi tumba? ¿La has visto también?”, pregunté. Sonrió: “Sí”. Me silbaba la respiración, debía de estar lívido y me embargaba una vana angustia: “¿Y dónde está?”. El viejo seguía sonriendo: “Eso no te lo diré”. – “¡Fuego!”, le grité a Hanning. Este alzó el fusil y disparó. El viejo cayó como una marioneta a la que de repente le cortan los hilos. Me acerqué a la fosa y me incliné. Yacía en el fondo, como un saco, y seguía sonriendo levemente entre la barba salpicada de sangre; y los ojos abiertos, que miraban la pared de tierra, reían también. “Cierre eso”, le ordené muy seco a Hanning.

Jonathan Littell, Las benévolas, pp. 287-291

inocentes

Entonces se cumplió el oráculo del profeta Jeremías:

Un grito se oyó en Ramá,
llanto y lamentos grandes:
es Raquel que llora por sus hijos
y rehúsa el consuelo, porque ya no existen

(Mateo 2, 17-18)

The Hague, KB, 76 F 5   
fol. 11v sc. 2B

viernes, 27 de diciembre de 2013

viernes 27 de diciembre de 2013

Nuboso con rachas de viento fuerte. Llueve por la tarde y por la noche
Lluvia: 7 l./m2
Temperatura: 6'9º a 14'3º
Humedad: 25-37
Presión atmosférica: 1003 mb

Luna: Menguante

jueves, 26 de diciembre de 2013

La propaganda de cada día

Eric Hazan, LQR. La propaganda de cada día



Cada día acechan cientos de mensajes en una lengua nueva. Nadie la habla en la calle ni la utiliza al charlar con los amigos. Y pese a todo, consigue colarse en los carteles del metro, insinuarse en la radio, exhibirse en los periódicos. Eric Hazan la ha bautizado LQR, Lingua Quintae Respublicae, por su adaptación en la Quinta República francesa de nuestros días, pero la LQR trasciende con mucho aquellas fronteras: es la lengua preferida por los políticos, economistas y publicistas occidentales; la lengua del Nuevo Orden; la lengua que emana de Bruselas y de los «laboratorios de ideas» liberales.
  Con ella han llegado los «excluidos» por la «modernidad», las rimas de «islamismo» y «terrorismo», la «gobernanza» de la «mundialización», la «sociedad civil» con su «diversidad» y sus «valores democráticos», la exaltación del «ciudadano», aunque sea de «orígenes modestos»...
  Puede que la LQR sea el vehículo de la propaganda actual, pero a diferencia de otras propagandas del pasado, nadie la controla desde organismos de seguridad, sino que evoluciona bajo una especie de darwinismo semántico. Con ella se intenta dar un barniz de respetabilidadad al racismo ordinario, asegurar la apatía, predicar el multi-todo-lo-que-quieras siempre que el orden liberal no se vea amenazado. Es un arma posmoderna, muy bien adaptada a estas condiciones «democráticas» en las que ya no es cuestión de ganar la guerra civil sino de escamotear el conflicto, de volverlo invisible e inaudible. Y como un prestidigitador que terminara su número desapareciendo bajo su propio sombrero, la LQR consigue extenderse sin que nadie, o prácticamente nadie, parezca darse cuenta de sus avances –sin tan siquiera hablar de denunciarlos–. Lo que aquí sigue es una tentativa de identificar y descifrar esta nueva versión de la banalidad del mal. 


Capítulo 1

jueves 26 de diciembre de 2013

Nubes y claros
Temperatura: 1'5º a 9'1º
Humedad: 21-30
Presión atmosférica: 1012 mb

Luna: Menguante

miércoles, 25 de diciembre de 2013

miércoles 25 de diciembre de 2013

Nubes y claros
Temperatura: 4'1º a 8'9º
Humedad: 22-30
Presión atmosférica: 1000 mb

Luna: Menguante

martes, 24 de diciembre de 2013

martes 24 de diciembre de 2013

El día con peor tiempo que recuerdo...
Nublado. Vientos terribles durante la madrugada y por la mañana... Lluvia intensa por la tarde
Lluvia: 20 l./m2
Temperatura: 8'1º a 10'9º
Humedad: 27-37
Presión atmosférica: 996 mb

Luna: Menguante

lunes, 23 de diciembre de 2013

vaya cagada

caga tió
de avellana i de turró
si no cagas avui...
cagarás demá




John Arderne (1307-1370), De arte phisicali et de cirurgia, National Library of Sweden

lunes 23 de diciembre de 2013

Nublado. Vientos muy fuertes
Temperatura: 6º a 9'6º
Humedad: 27-35
Presión atmosférica: 1011 mb

Luna: Menguante

regalos para los pobres

El Roto

Lo peor es que no es un chiste, sino una cosntatación de la realidad. Nuestra forma de vivir sólo es posible porque para que nosotros podamos tener todo lo que tenenos y para que nosotros podamos comer mucho más de lo que nos hace falta y varias veces al día, todos los días... para que esto sea posible es necesario, es imprescindible, que millones de niños mueran de hambre...

el habla de las ideologías

"Cuida de no manchar tu lenguaje con el habla de las ideologías."

Consejos a un joven escritor, de Danilo Kiš

domingo, 22 de diciembre de 2013

domingo 22 de diciembre de 2013

Nubes y claros
Temperatura: 0'3º a 8'3º
Humedad: 27-40
Presión atmosférica: 1026 mb

Luna: Menguante

San Demetrio

consagrado a Demeter

22 de diciembre: San Demetrio

Demeter (Vaticano)

Demetrio, nombre que significa consagrado a Demeter-Ceres (diosa de la agricultura), fue martirizado junto a sus compañeros Honorato y Florino en el puerto de Ostia, en la desembocadura del Tíber.










sábado, 21 de diciembre de 2013

sábado 21 de diciembre de 2013

Cielo despejado
Temperatura: -0'1º a 5'8º
Humedad: 29-45
Presión atmosférica: 1027 mb

Luna: Menguante

Santo Tomás

viernes, 20 de diciembre de 2013

viernes 20 de diciembre de 2013

Nublado con chubascos por la mañana. Por la tarde se abren claros.
Lluvia: 13 l./m2
Temperatura: 1'9º a 7'2º
Humedad: 30-61
Presión atmosférica: 1029 mb

Luna: Menguante

comprad malditos

El Roto

la inocencia de las víctimas

"Frente a una cámara de gas donde van a perecer por ser judíos, un criminal inveterado y un niño de dos años comparten la misma inocencia. Pero sólo frente a ese castigo que nada tiene que ver con alguna falta humana, y no respecto al mundo."

Rony Brauman y Eyal Sivan, Elogio de la desobediencia, p. 58

Estamos acostumbrados a la sacralización del victimismo por medio de su identificación con la inocencia. Al convertir a la víctima en la inocencia absoluta, convertimos también al verdugo en la culpabilidad absoluta. Pero nadie es nunca absolutamente inocente y nadie es nunca absolutamente culpable. El autor de un crimen abominable es culpable por el crimen, pero es tan inocente como su víctima, que también puede ser culpable de otros crímenes...

La sacralización de las víctimas responde siempre a intereses ideológicos. Es el medio utilizado por una memoria selectiva para convertir un episodio histórico cualquiera en arma arrojadiza de un colectivo determinado contra otro con objetivos concretos. Excluye toda posibilidad de un análisis crítico y descalifica cualquier análisis que contradiga la "verdad oficial" en la que los buenos son simpre los nuestros y los malos son siempre los otros. Nosotros somos las víctimas y los otros son los verdugos. Y lo peor de todo es que esto sirve para justificar los crímenes de los buenos, los crímenes de los nuestros, los crímenes de las víctimas...

jueves, 19 de diciembre de 2013

jueves 19 de diciembre de 2013

Nublado con chubascos
Lluvia: 8 l./m2
Temperatura: 5º a 10'8º
Humedad: 28-42
Presión atmosférica: 1016 mb

Luna: Menguante

miércoles, 18 de diciembre de 2013

miércoles 18 de diciembre de 2013

Nublado, vientos fuertes y chubascos
Lluvia: 4 l./m2
Temperatura: 6'7º a 8'5º
Humedad: 24-32
Presión atmosférica: 1017 mb

Luna: Llena

Sabiduría

Sabiduría, s. Tipo de ignorancia que distingue al estudioso.

Ambrose Bierce, El diccionario del diablo

el peligro de creerse mejores

“Soy culpable y vosotros no, estupendo. Pero, pese a todo, deberíais ser capaces de deciros que lo que yo hice vosotros lo habríais hecho también. A lo mejor con menos celo, aunque quizá también con menos desesperación, pero, en cualquier caso, de una forma o de otra…. Si habéis nacido en un país y en una época en que no sólo nadie viene a mataros a la mujer y a los hijos sino que, además, nadie viene a pediros que matéis a la mujer y a los hijos de otros, dadle gracias a Dios e id en paz. Pero no descartéis nunca el pensamiento de que a lo mejor tuvisteis más suerte que yo, pero que no sois mejores. Pues si tenéis la arrogancia de creer que lo sois, ahí empieza el peligro.”

Jonathan Littell, Las benévolas, p. 28

martes, 17 de diciembre de 2013

martes 17 de diciembre de 2013

Nublado. Lloviznas muy débiles al anochecer
Temperatura: 0'5º a 8'5º
Humedad: 24-31
Presión atmosférica: 1023 mb

Luna: Llena

Hannah Arendt y Adolf Eichmann

Hace algunos días terminé la lectura del libro que escribió Hannah Arendt sobre el proceso a Adolf Eichmann, titulado "Eichmann en Jerusalén". He reflexionado mucho sobre este asunto. He pensado mucho en Adolf Eichmann y sobre Hannah Arendt... he pensado mucho sobre el MAL, sobre el BIEN, sobre la bondad y sobre la maldad...

Hannah Arendt, no cabe duda, hizo un gran esfuerzo por entender lo que ocurrió en Jerusalén en 1961 cuando un tribunal juzgó los crímenes contra la humanidad del régimen nazi en la persona de uno de los funcionarios que trabajaron para él. Hizo un gran esfuerzo por comprender la personalidad de Adolf Eichmann y por comprender los motivos que le impulsaron a lo largo de su vida a hacer lo que hizo... Pero Hannah Arendt no puede evitar escribir desde la superioridad moral que le otorga el saberse, o creerse, libre de pecado; desde la superioridad que le otorgan sus estudios superiores, su hábito de estudio y de reflexión, su amplia cultura... y su desprecio hacia la mediocridad de un simple funcionario, con pocos estudios, que ha leido dos o tres libros en toda su vida... Esto no lo puede evitar y se percibe a lo largo de todo el libro.

Y, lo peor de todo, es que Hannah Arendt no se da cuenta de que lo único que le diferencia de Adolf Eichmann es que ella ha tenido mucha más suerte en la vida...

lunes, 16 de diciembre de 2013

lunes 16 de diciembre de 2013

Cielo despejado
Temperatura: 1'8º a 11'9º
Humedad: 18-34
Presión atmosférica: 1023 mb

Luna: Llena

Carlos Bidegain: un escriptoret

Tras pasarse la vida en los quirófanos, le llegó el momento de la jubilación, y sus manos, sin el bisturí, se quedaron vacías. Un vacío que amenazaba con invadirle por completo… así que sustituyó el bisturí por la pluma y cambió el quirófano por un lugar tranquilo para escribir. El resultado fueron dos novelas, “Goiko” fue la primera, la segunda, “Quintupeu”… No son la obra de un escritor consagrado, pero su lectura es un pequeño placer y todo un descubrimiento…

Carlos Bidegain en Aben Zayde

anoche soñé que volvía a Manderley

Joan de Beauvoir de Havilland... Joan Fontaine para quienes no olvidaremos nunca su papel como Rebeca, nos ha dejado para siempre.


domingo, 15 de diciembre de 2013

domingo 15 de diciembre de 2013

Cielo despejado
Temperatura: 0'9º a 11'3º
Humedad: 21-42
Presión atmosférica: 1028 mb

Luna: Creciente (casi llena)

La desobediencia como problema psicológico y moral

Reyes, sacerdotes, señores feudales, patrones de industrias y padres han insistido durante siglos en que la obediencia es una virtud y la desobediencia es un vicio. Para presentar otro punto de vista, enfrentemos esta posición con la formulación siguiente: la historia humana comenzó con un acto de desobediencia, y no es improbable que termine por un acto de obediencia.
 
Según los mitos de hebreos y griegos, la historia humana se inauguró con un acto de desobediencia. Adán y Eva, cuando vivían en el Jardín del Edén, eran parte de la naturaleza; estaban en armonía con ella, pero no la trascendía. Estaban en la naturaleza como el feto en el útero de la madre. Eran humanos, y al mismo tiempo aún no lo eran. Todo esto cambió cuando desobedecieron una orden. Al romper vínculos con la tierra y madre, al cortar el cordón umbilical, el hombre emergió de una armonía prehumana y fue capaz de dar el primer paso hacia la independencia y la libertad. El acto de desobediencia liberó a Adán y a Eva y les abrió los ojos. Se reconocieron uno a otro como extraños y al mundo exterior como extraño e incluso hostil. Su acto de desobediencia rompió el vinculo primario con la naturaleza y los transformó en individuos. El “pecado original”, lejos de corromper al hombre, lo liberó; fue el comienzo de la historia. El hombre tuvo que abandonar el Jardín del Edén para aprender a confiar en sus propias fuerzas y llegar a ser plenamente humano.
Los profetas, con su condición mesiánica, confirmaron la idea de que el hombre había tenido razón al desobedecer; que su “pecado” no lo había corrompido, sino que lo había liberado de las cadenas de la armonía prehumana. Para los profetas la historia es le lugar en que el hombre se vuelve humano; al irse desplegando la historia el hombre desarrolla sus capacidades de razón y de amor, hasta que crea una nueva armonía entre él, sus congéneres y la naturaleza. Esta nueva armonía se describe como “el fin de los días”, ese periodo de la historia en que hay paz entre el hombre y el hombre, y entre el hombre y la naturaleza. Es un “nuevo” paraíso creado por el hombre mismo, y que él sólo pudo crear porque se vio forzado a abandonar el “viejo” paraíso como resultado de su desobediencia.
Como para el mito hebreo de Adán y Eva, también para el mito griego de Prometeo toda la civilización humana se basa en un acto de desobediencia. Prometeo, al robar el fuego a los dioses, echó los fundamentos de la evolución del hombre. No habría historia humana si no fuera por el “crimen” de Prometeo. Él, como Adán y Eva, es castigado por su desobediencia. Pero no se arrepiente ni pide perdón. Por el contrario, dice orgullosamente: “Prefiero estar encadenado a esta roca, antes que ser el siervo obediente de los dioses”.
El hombre continuó evolucionando mediante actos de desobediencia. Su desarrollo espiritual sólo fue posible porque hubo hombres que se atrevieron a decir no a cualquier poder que fuera, en nombre de su conciencia y de su fe, pero además su evolución intelectual dependió de su capacidad de desobediencia - desobediencia a las autoridades que trataban de amordazar los pensamientos nuevos, y a la autoridad de acendradas opiniones según las cuales el cambio no tenía sentido -.
Si la capacidad de desobediencia constituyó el comienzo de la historia humana, la obediencia podría muy bien, como he dicho, provocar el fin de la historia humana. No estoy hablando en términos simbólicos o poéticos. Existe la posibilidad, o incluso la probabilidad, de que la raza humana destruya la civilización y también toda la vida sobre la tierra en los cinco o diez años próximos. Esto no tiene ninguna racionalidad ni sentido. Pero el hecho es que si bien estamos viviendo técnicamente en la Era Atómica, la mayoría de los hombres - incluida la mayoría de los que están en el poder - viven aún emocionalmente en la Edad de Piedra; que si bien nuestras matemáticas, astronomía y ciencias naturales son del siglo XX, la mayoría de nuestras ideas sobre política, el Estado y la sociedad están muy rezagadas respecto de la era científica. Si la humanidad se suicida, será porque la gente obedecerá a quienes le ordenan apretar los botones de la muerte; porque obedecerá a las pasiones arcaicas de temor, odio y codicia; porque obedecerá a clisés obsoletos de soberanía estatal y honor nacional. Los líderes soviéticos hablan mucho de revoluciones, y quienes estamos en el “mundo libre” hablamos mucho de libertad. Sin embargo, tanto ellos como nosotros desalentamos la desobediencia: en la Unión Soviética explícitamente y por la fuerza, y en el mundo libre implícitamente y con métodos más sutiles de persuasión.
Pero no quiero significar que toda desobediencia sea una virtud y toda obediencia un vicio. Tal punto de vista ignoraría la relación dialéctica que existe entre obediencia y desobediencia. Cuando los principios a los que se obedece y aquellos a los que se desobedece son inconciliables, un acto de obediencia a un principio es necesariamente un acto de desobediencia a su contraparte, y viceversa. Antígona constituye el ejemplo clásico de esta dicotomía. Si obedece a las leyes inhumanas del Estado, Antígona debe desobedecer necesariamente a las leyes de la humanidad. Si obedece a estas últimas, debe desobedecer a las primeras. Todos los mártires de la fe religiosa, de la libertad y de la ciencia han tenido que desobedecer a quienes deseaban amordazarlos, para obedecer a su propia conciencia, a las leyes de la humanidad y de la razón. Si un hombre sólo puede obedecer y no desobedecer, es un esclavo; si sólo puede desobedecer y no obedecer, es un rebelde (no un revolucionario); actúa por cólera, despecho, resentimiento, pero no en nombre de una convicción o de un principio.
Sin embargo, para prevenir una confusión entre términos, debemos establecer un importante distingo. La obediencia a una persona, institución o poder (obediencia heterónoma) es sometimiento; implica la abdicación de mi autonomía y la aceptación de una voluntad o juicio ajenos en lugar del mío. La obediencia a mi propia razón o convicción (obediencia autónoma) no es un acto de sumisión sino de afirmación. Mi convicción y mi juicio, si son auténticamente míos, forman parte de mí. Si los sigo, más bien que obedecer al juicio de otros, estoy siendo yo mismo; por ende, la palabra obedecer sólo puede aplicarse en un sentido metafórico y con un significado que es fundamentalmente distinto del que tiene en el caso de la “obediencia heterónoma”.
 
Pero esta distinción requiere aún dos precisiones más, una con respecto al concepto de conciencia y la otra con respecto al concepto de autoridad.
La palabra conciencia se utiliza para expresar dos fenómenos que son muy distintos entre sí. Uno es la “conciencia autoritaria”, que es la voz internalizada de una autoridad a la que estamos ansiosos de complacer y temerosos de desagradar. La conciencia autoritaria es lo que la mayoría de las personas experimentan cuando obedecen a su conciencia. Es también la conciencia de la que habla Freud, y a la que llama superyó. Este superyó representa las órdenes y prohibiciones del padre internalizadas y aceptadas por el hijo debido al temor. Distinta de la conciencia autoritaria es la “conciencia humanística”; ésta es la voz presente en todo ser humano e independiente se sanciones y recompensas externas. La conciencia humanística se basa en el hecho de que como seres humanos tenemos un conocimiento intuitivo de lo que es humano e inhumano, de lo que contribuye a la vida y de lo que la destruye. Esta conciencia sirve a nuestro funcionamiento como seres humanos. Es la voz que nos reconduce a nosotros mismos, a nuestra humanidad.
La conciencia autoritaria (superyó) es también obediencia a un poder exterior a mí, aunque este poder haya sido internalizado. Conscientemente creo que estoy siguiendo a mi conciencia; en realidad, sin embargo, he absorbido los principios del poder; justamente debido a la ilusión de que la conciencia humanística y el superyó son idénticos, la autoridad internalizada es mucho más efectiva que la que experimento claramente como algo que no forma parte de mí. La obediencia a la “ conciencia autoritaria”, como toda obediencia a pensamientos y poderes exteriores, tiende a debilitar la “conciencia humanística”, la capacidad de ser uno mismo y de juzgarse a sí mismo.
También debe precisarse, por otra parte, la afirmación de que la obediencia a otra persona es ipso facto sumisión, distinguiendo la autoridad “irracional” de la autoridad “racional”. Un ejemplo de autoridad racional es la relación que existe entre alumno y maestro; uno de autoridad irracional es la relación entre esclavo y dueño. Ambas relaciones se basan en el hecho de que se acepta la autoridad de la persona que ejerce el mando. Sin embargo, desde el punto de vista dinámico son de naturaleza diferente. Los intereses del maestro y del alumno, en el caso ideal, se orientan en la misma dirección. El maestro se siente satisfecho si logra hacer progresar al alumno; si fracasa, ese fracaso es suyo y del alumno. El dueño del esclavo, en cambio, desea explotarlo en la mayor medida de lo posible. Cuando más obtiene de él, más satisfecho está. Al mismo tiempo, el esclavo trata de defender lo mejor que puede sus reclamos de un mínimo de felicidad. Los intereses del esclavo y el dueño son antagónicos, porque lo que es ventajoso para uno va en detrimento del otro. La superioridad de uno sobre otro tiene una función diferente en cada caso; en el primero, es la condición de progreso de la persona sometida a la autoridad, y en el segundo es la condición de su explotación. Hay otra, distinción paralela a ésta: la autoridad racional lo es porque la autoridad, sea la que posee un maestro o un capitán de barco que da órdenes es una emergencia, actúa en nombre de la razón que, por ser universal, podemos aceptar sin someternos. La autoridad irracional tiene que usar la fuerza o la sugestión, pues nadie se prestaría a la explotación si dependiera de su arbitrio evitarlo.
¿Por qué se inclina tanto el hombre a obedecer y por qué le es tan difícil desobedecer? Mientras obedezco al poder del Estado, de la Iglesia, o de la opinión pública, me siento seguro y protegido. En verdad, poco importa cuál es el poder al que obedezco. Es siempre una institución, u hombres, que utilizan de una u otra manera la fuerza y que pretenden fraudulentamente poseer la omnisciencia y la omnipotencia. Mi obediencia me hace participar del poder que reverencio, y por ello me siento fuerte. No puedo cometer errores, pues ese poder decide por mí; no puedo estar solo, porque él me vigila; no puedo cometer pecados, porque él no me permite hacerlo, y aunque los cometa, el castigo es sólo el modo de volver al poder omnímodo.
Para desobedecer debemos tener el coraje de estar solos, errar y pecar. Pero el coraje no basta. La capacidad de coraje depende del estado de desarrollo de una persona. Sólo si una persona ha emergido del regazo materno y de los mandatos de su padre, sólo si ha emergido como un individuo plenamente desarrollado y ha adquirido así la capacidad de pensar y sentir por sí mismo, puede tener el coraje de decir “no” al poder, de desobedecer.
Una persona puede llegar a ser libre mediante actos de desobediencia, aprendiendo a decir no al poder. Pero no sólo la capacidad de desobediencia es la condición de la libertad; la libertad es también la condición de la desobediencia. Si temo a la libertad no puedo atreverme a decir “no”, no puedo tener el coraje de ser desobediente. En verdad, la libertad y la capacidad de desobediencia son inseparables; de ahí que cualquier sistema social, político y religioso que proclame la libertad pero reprima la desobediencia, no puede ser sincero.
Hay otra razón por la que es tan difícil a desobedecer, a decir “no” a la autoridad. Durante la mayor parte de la historia humana la obediencia se identificó con la virtud y la desobediencia con el pecado. La razón es simple: hasta ahora, a lo largo de la mayor parte de la historia, una minoría ha gobernado a la mayoría. Este dominio fue necesario por el hecho de que las cosas buenas que existían sólo bastaban para unos pocos, y los demás debían conformarse son las migajas. Si los pocos deseaban gozar de las cosas buenas y, además de ello, hacer que los muchos los sirvieran y trabajaran para ellos, se requería una condición: que los muchos aprendieran a obedecer. Sin duda, la obediencia puede establecerse por la mera fuerza. Pero este método tiene muchas desventajas. Constituye una amenaza constante de que algún día los muchos lleguen a tener los medios para derrocar a los pocos por la fuerza; además, hay muchas clases de trabajo que no pueden realizarse apropiadamente si la obediencia sólo se respalda en el miedo. Por ello la obediencia que sólo nace del miedo de la fuerza debe transformarse en otra que surja del corazón del hombre. El hombre debe desear, e incluso necesitar obedecer, en lugar de sólo temer la desobediencia. Para lograrlo, la autoridad debe asumir las cualidades del Sumo Bien, de la Suma sabiduría; debe convertirse en Omnisciente. Si esto sucede, la autoridad puede proclamar que la desobediencia es un pecado y la obediencia una virtud; y una vez proclamado esto, los muchos pueden aceptar la obediencia porque es buena, y detestar la desobediencia porque es mala, más bien que detestarse a sí mismos por ser cobardes. Desde Lutero hasta el siglo XIX se trataba de autoridades manifiestas y explícitas. Lutero, el Papa, los príncipes, trataban de sostenerlas; la clase media, los trabajadores, incluso los filósofos, trataban de derrocarlas.
La lucha contra la autoridad en el Estado y también en la familia era a menudo la base misma del desarrollo de una persona independiente y emprendedora. La lucha contra la autoridad era inseparable de la inspiración intelectual que caracterizaba a los filósofos del Iluminismo y  a los hombres de ciencia. Esta “inspiración crítica” se traducía en fe, en la razón y al mismo tiempo en duda respecto de todo lo que se dice o piensa, en tanto se base en la tradición, la superstición, la costumbre, la autoridad. Los principios sapere aude y de omnibus est dubitandum - “ atrévete a usar tu sensatez” y “hay que dudar de todo” - eran características de la actitud que permitía y promovía la capacidad de decir “no”.
 
El caso de Adolf Eichmann es simbólico de nuestra situación y tiene un significado que va mucho más allá del que les preocupaba a sus acusadores en el tribunal de Jerusalén. Eichmann es un símbolo del hombre-organización, del burócrata alienado para el cual hombres, mujeres y niños se han transformado en números. Pero lo que más impresiona respecto de éste, es que después de relatados todos los hechos con su propia admisión, procedió con perfecta buena fe a alegar su inocencia. Está claro que si volviera a encontrarse en la misma situación, lo haría de nuevo. Y también lo haríamos nosotros - y lo hacemos -.
 
El hombre-organización ha perdido su capacidad de desobedecer, ni siquiera se da cuenta del hecho de que obedece. En este punto de la historia, la capacidad de dudar, de criticar y de desobedecer puede ser todo lo que media entre la posibilidad de un futuro para la humanidad, y el fin de la civilización.


Erich Fromm 

hemos perdido la capacidad de desobedecer

"El caso de Adolf Eichmann es simbólico de nuestra situación y tiene un significado que va mucho más allá del que les preocupaba a sus acusadores en el tribunal de Jerusalén. Eichmann es un símbolo del hombre-organización, del burócrata alienado para el cual hombres, mujeres y niños se han transformado en números. Pero lo que más impresiona respecto de éste, es que después de relatados todos los hechos con su propia admisión, procedió con perfecta buena fe a alegar su inocencia. Está claro que si volviera a encontrarse en la misma situación, lo haría de nuevo. Y también lo haríamos nosotros - y lo hacemos -. El hombre-organización ha perdido su capacidad de desobedecer, ni siquiera se da cuenta del hecho de que obedece. En este punto de la historia, la capacidad de dudar, de criticar y de desobedecer puede ser todo lo que media entre la posibilidad de un futuro para la humanidad, y el fin de la civilización."

Erich Fromm, "La desobediencia como problema psicológico y moral"

sábado, 14 de diciembre de 2013

sábado 14 de diciembre de 2013

Cielo despejado
Temperatura: 1'9º a 9'6º
Humedad: 24-42
Presión atmosférica: 1029 mb

Luna: Creciente

Las benévolas

Jonathan Littell, Las benévolas, RBA, Barcelona, 2012

Esto es lo que dijo Mario Vargas Llosa de este libro: "Uno cree saberlo todo ya sobre el vertiginoso salvajismo con que los nazis se encarnizaron en su afán por liquidar judíos. Jonathan Littell nos revela que no, que todavía fue peor, que los crímenes, la inhumanidad de los verdugos, alcanzaron cimas más altas de monstruosidad de lo que creíamos..."

Sobre todo, porque quienes cometieron tan horribles crímenes... eran personas normales, gentes cultas, amantes del arte, de la literatura, amantes de sus familias, capaces de prodigar cariño...

Las "Euménides" ("benévolas" en griego) es la forma eufemística que se utilizaba para referirse a las innombrables "Erinias", que en la mitología griega eran las personificaciones femeninas de la venganza y por tanto las encargadas de perseguir y castigar a los culpables de ciertos crímenes. En la mitología romana se les conocía como "Furias".  La "Euménides" es también el título del tercero y último libro de los tres que componían la "Orestíada" de Esquilo.


Índice onomástico de la novela



reseñas:

Grossmann y Littell: las utopías producen monstruos

La literatura como modelo de impostura

viernes, 13 de diciembre de 2013

El sueño de Eichmann

Michel Onfray, El sueño de Eichmann. Precedido de Un kantiano entre los nazis, gedisa, Barcelona, 2009

Hannah Arendt, en relación con la manifestación de Eichmann durante su proceso relacionada con el pensamiento de Kant, de quien dijo que era un atento lector, sostenía que el acusado no entendió en absoluto a Kant.

Michel Onfray no es de la misma opinión que Hannah Arendt y trata de explicarlo por medio de un breve ensayo y una obra teatral.

viernes 13 de diciembre de 2013

Nublado con lloviznas
Lluvia: 2 l./m2
Temperatura: 2'6º a 8'9º
Humedad: 27-39
Presión atmosférica: 1027 mb

Luna: Creciente

Santa Lucía,
acorta la noche
y alarga el día

la peculiar lógica que da el odio

"Abulcásim decía haber alcanzado los reinos del imperio de Sin (de la China); sus detractores, con esa lógica peculiar que da el odio, juraban que nunca había pisado la China y que en los templos de ese país había blasfemado de Alá."

Jorge Luis Borges, La búsca de Averroes

En el juicio que tuvo lugar en Jerusalén, en 1961, contra Adolf Eichmann, "el fiscal Hausner solicitaba el castigo del monstruo más anormal que jamás vieran los humanos, y, al mismo tiempo, pretendía que al castigar al procesado se castigara, en su persona, a 'muchos que fueron igual que él'".

Hannah Arendt, Eichmann en Jerusalén, p. 402


"El doctor Merten, testigo de la defensa en el juicio de Eichmann, asegura en la actualidad, con evidente incongruencia, que nada supo de las deportaciones de judíos, y, al mismo tiempo, dice que salvó a muchos de ellos de aquel destino por él ignorado."

Hannah Arendt, Eichmann en Jerusalén, p.276




La Asamblea de Majaras ha decidido por unanimidad que las Baleares no existen y que su próxima asamblea la celebrarán en alguna de sus islas.

amenazas

Oigo por la radio la desagradable, arrogante y atacante voz de SSdeSM amenazando a los catalanes, advirtiéndoles de que "no van a perjudicar con peores servicios a Cataluña..."

Esperamos que tampoco envíen a los catalanes a las cámaras de gas... 

Que no se preocupe... porque no le vamos a cortar la lengua por decir lo que dice...

jueves, 12 de diciembre de 2013

jueves 12 de diciembre de 2013

Niebla a primera hora de la mañana. Cielo despejado.
Temperatura: -4º a 3'8º
Humedad: 30-34
Presión atmosférica: 1024 mb

Luna: Creciente

nuestro silencio es su principal arma



Als die Nazis die Kommunisten holten,
habe ich geschwiegen;
ich war ja kein Kommunist.

Als sie die Sozialdemokraten einsperrten,
habe ich geschwiegen;
ich war ja kein Sozialdemokrat.

Als sie die Gewerkschafter holten,
habe ich nicht protestiert;
ich war ja kein Gewerkschafter.

Als sie die Juden holten,
habe ich nicht protestiert;
ich war ja kein Jude.

Als sie mich holten,
gab es keinen mehr, der protestieren konnte.
Cuando los nazis vinieron a llevarse a los comunistas,
guardé silencio,
porque yo no era comunista,

Cuando encarcelaron a los socialdemócratas,
guardé silencio,
porque yo no era socialdemócrata,

Cuando vinieron a buscar a los sindicalistas,
no protesté,
porque yo no era sindicalista,

Cuando vinieron a llevarse a los judíos,
no protesté,
porque yo no era judío,

Cuando vinieron a buscarme,
no había nadie más que pudiera protestar.
Martin Niemöller (1892-1984)




   

miércoles, 11 de diciembre de 2013

miércoles 11 de diciembre de 2013

Niebla a primera hora de la mañana. Cielo despejado.
Temperatura: -3º a 5'1º
Humedad: 28-40
Presión atmosférica: 1027 mb

Luna: Creciente

sobre nazis y judíos

Leo en los periódicos que Rosa Díez, refiriéndose al conflicto de los catalanes con España ha dicho: "Echar la culpa de todo lo que ocurre a unos es algo que en la historia de Europa ya se ha vivido. Lo hicieron los nazis con los judíos y todos sabemos como terminó aquello".

Rosa Díez nos tiene acostumbrados a estas comparaciones desde hace tiempo, pues ya el año pasado comparaba a Bildu con los nazis. A esta mujer, por lo visto, todo le recuerda a los nazis. Aparte de que es muy fácil acudir constantemente a este tipo de comparaciones, hay algunas diferencias. La más importante de todas es que en esta ocasión quienes adoptan el papel de los nazis son quienes hablan en nombre de "España". El conflicto actual no es entre Cataluña y España, sino entre los catalanes y España. España es una idea y los catalanes son gente.

La gran Alemania de los mil años promovida por los nazis era una idea. Los judíos eran gente. En este caso es algo parecido. La gran España es una idea y los catalanes son gente. No hay más que leer los improperios de quienes se escandalizan por las reivindicaciones de los catalanes. No les interesa para nada que los catalanes quieran ser españoles, lo que reivindican es el territorio en el que viven, "porque Cataluña es España". Quienes defienden la idea de una España impuesta por la fuerza (de las armas si es necesario) no quieren catalanes que hablen una lengua diferente y que tengan una personalidad diferente dentro de "su" España, una, grande y libre... Si los catalanes no quieren vivir en "su" España... que se vayan ... y si no, ya se encargarán ellos de echarlos... algo parecido a lo que hicieron los nazis con los judíos.

Por otra parte, esta idea de España puede tener como consecuencia que aquellos catalanes a quienes no les gusta, muchos por lo que parece, se conviertan en víctimas de una idea, lo mismo que les ocurrió a los judíos que fueron víctimas de una idea absolutamente demencial: la gran Alemania poblada exclusivamente por arios. En este caso la idea es la gran España poblada exclusivamente por españoles que se sientan orgullosos de su españolidad y de su lengua, el "español".

Los catalanes se siente como "víctimas" de una idea, lo mismo que los judíos fueron "víctimas" de otra idea. Y ser víctimas es algo muy peligroso... Porque las víctimas suelen terminar convirtiéndose en verdugos. No hay más que ver cómo los judíos, algunos de ellos al menos, se han servido de su papel de víctimas para convertirse en auténticos verdugos.

martes, 10 de diciembre de 2013

martes 10 de diciembre de 2013

Niebla a primera hora de la mañana. Cielo despejado.
Temperatura: -2'7º a 4'1º
Humedad: 30-37
Presión atmosférica: 1027 mb

Luna: Creciente

Elogio de la desobediencia

Rony Brauman y Eyal Sivan, Elogio de la desobediencia, FCE, 1999

Este libro es el complemento escrito de la película Un espécialiste, drama judicial que tiene por protagonista a Adolf Eichmann. En él se propone una reflexión sobre la obediencia y sobre los usos de la memoria y de la imagen. La obediencia y el trabajo bien hecho es lo que algunos hombres como Eichmann tienen como ideal máximo y lo que les transforma en colaboradores de cualquier cosa. Eichmann es uno de esos hombres que cualquier régimen político sueña con tener entre sus filas.


El asco indecible

Miguel Sánchez-Ostiz, El asco indecible, Pamiela, 2013

Reflexiones asqueadas sobre el imparable ascenso del fascismo político y económico en auge y del totalitarismo de los mercados y del neoliberalismo... Andanadas y exabruptos... porque "el tiempo de los análisis ponderados se ha acabado, es una trampa..."

Escándalo monumental

Plataforma de Defensa del Patrimonio Navarro (José Mari Esparza, coord.), Escándalo monumental, AlTaffaylla, 2009

Un libro sobre la privatización de la iglesias, ermitas, casas, tierras y otros bienes públicos de Navara.

Por el precio de una campana, sin conocimiento de las gentes de los pueblos, al amparo de una ley antidemocrática, las Diócesis se están apropiando de decenas de miles de biens públicos que pertenecen al patrimonio común de todos.

En este libro, varios autores aportan sus conocimientos para un análisis en profundidad del expolio de los bienes públicos, que pertenecen al patrimonio histórico y artístico de los pueblos, del que es responsable la Iglesia Católica que se está apropiando de ellos.

los que padecen la historia

"Uno no puede ponerse del lado de quienes hacen la historia, sino al servicio de quienes la padecen."

Albert Camus

cristianos por el odio y la venganza

Contrariamente al mensaje que transmitió Jesús de Nazaret que, tal como podemos conocerlo a través de los Evangelios, es un mensaje de amor, de perdón, de reconciliación y de paz; muchos cristianos se han empeñado a lo largo de los tiempos, y lo siguen haciendo en la actualidad, a incitar al odio y a pedir venganza precisamente en nombre del mismo Jesús de Nazaret.

A Jesús de Nazaret lo asesinaron por rebelde, por decir inconveniencias como que había que poner la otra mejilla, por decir que hay que amar a los enemigos, por proteger a prostitutas y a publicanos... Y cuando estaba agonizando en la cruz pidió perdón para sus asesinos... "perdónales señor, porque no saben lo que hacen..."

Muchos de quienes se consideran a sí mismos como seguidores de Jesús de Nazaret, en cambio, han pedido durante siglos venganza, odio... han enviado a la hoguera a quienes se atrevían a pensar diferente y han incitado a las guerras en defensa de sus privilegios y de su poder, llamando a la venganza...

Hace poco leíamos un artículo en la revista Vida Nueva, en el que Fernando García de Cortázar, mediante un razonamiento extremadamente perverso se convertía a sí mismo en juez y suplantaba al Juez Universal del Juicio Final, enviando al infierno a quienes él considera que no han pagado todavía lo suficiente por sus crímenes. Hay que estar con las víctimas, por su puesto, pero a las víctimas no les hace mejores personas el ser víctimas... lo que les hace mejores persones es saber perdonar a sus victimarios, es poner la otra mejilla... porque nadie está libre de pecado y el que esté libre de pecado, que tire la primera piedra.

Albert Camus dijo algo que habría que recordar a Fernando García de Cortázar: "Quién necesita piedad, si no aquellos que no tienen compasión de nadie..."

Este es el artículo:

La sal del infierno Publicado el 08.11.2013 en Vida Nueva

FERNANDO GARCÍA DE CORTÁZAR | Catedrático de Historia Contemporánea de la Universidad de Deusto

“No insultaremos a quienes sufren manifestando que los asesinos liberados por la sentencia del Tribunal de Estrasburgo merecen una piedad que solo corresponde a sus víctimas…”.

Por nuestro sentido de la dignidad de la persona, por nuestro compromiso con la libertad del hombre, porque no podemos afirmar nuestra fe sin ejercer la caridad, los cristianos somos la sal de la tierra. O hemos sido requeridos para serlo por las palabras fundacionales de Jesús. Y, con nosotros también, las gentes de buena voluntad, llamadas así por Cristo, las que hacen de la existencia el propósito de vivir un gran proyecto que a todos nos atañe. Ese es el don de la alegría que se nos ha concedido, esa es la obligación de sembrar felicidad en la tierra, como exigencia de nuestra fe.

San Pablo, en su carta a los Efesios, recordaba que los cristianos irrumpimos en un mundo que, a pesar de los dioses, carecía de Dios. Entramos en un universo sombrío en el que brillan las falsas luces del fanatismo y los rituales desalmados, al que, sin embargo, aportamos un mensaje de esperanza identificada con la fe, no solo en la vida trascendente que se prometía, sino en la naturaleza del hombre que el Evangelio proclamaba. La de su imagen a semejanza del Creador, su existencia libre y responsable de su salvación, su inviolable dignidad, su esencia universal. La excelencia del cristianismo no reside solo en la inmortalidad, sino en la grandeza de la persona que, hace dos mil años, la proclamó, por vez primera en la historia del hombre sobre la Tierra.

Jesús nunca se propuso ponernos las cosas fáciles. No iba a dejarnos en un confortable cumplimiento de liturgias rutinarias. El cristianismo es exigente porque atiende a la rica complejidad del hombre y ha de enfrentarse a los desafíos de la historia. El cristianismo no es evasión, sino liberación. No es refugio personal, sino vida entera a la intemperie en la defensa de principios que se refieren a la calidad de la existencia del ser humano. El cristianismo nunca podrá ser entendido como neutralidad, como pasiva contemplación de lo que les sucede a unos hombres que, no por casualidad, hemos llamado siempre nuestros prójimos. El cristianismo es prudencia, pero no es moderación, si por ello se entiende la farsante equidistancia, la blandura moral y la falta de coraje que se quiere disfrazar de compasión.

No insultaremos a quienes sufren manifestando que los asesinos liberados por la sentencia del Tribunal de Estrasburgo merecen una piedad que solo corresponde a sus víctimas. En la sonrisa de los criminales liberados se acumulan los escombros de nuestro sentido de la dignidad. En su falta de arrepentimiento, en la reivindicación de su barbarie, en la insultante pretensión de defender una causa se amontonan los desperdicios de una civilización, la carroña de una cultura, las heces de un tiempo en el que se pisoteó todo aquello que el cristianismo y la herencia de dos mil años de vida occidental han creído intocable.

Para el cristiano, fiel a una tradición que se fundó precisamente en el carácter sagrado de la vida humana, no puede haber argumentos torcidos ni expresiones ambiguas incapaces de distinguir entre la justicia, la ley y la caridad. El cumplimiento de la ley injusta llevó a Jesús a la cruz. Que nada empañe la energía con la que ahora, más que nunca, tenemos que defender, y defender como cristianos, la dignidad de las víctimas burladas. Que nada nos aparte de denunciar lo aberrante de las normas jurídicas que permiten que el crimen quede impune en alguna medida, no porque nos falte la difícil compasión por el pecador, sino porque parece exigírsenos también la complicidad con el pecado. Solo las víctimas son, por si alguien quiere olvidarlo ahora, nuestro referente moral. Son el testimonio de nuestra esperanza. Son la sal de la tierra. Inés del Río y sus siniestros compañeros no son más que el mal que nos somete a prueba, los causantes del dolor que pone en riesgo nuestra fe, los perversos ejecutores del crimen que destruye vidas a las que se les arrebató la libertad que Cristo nos otorgó. Son el pecado del mundo. Son la sal del infierno. En el nº 2.870 de Vida Nueva.

 http://www.vidanueva.es/2013/11/08/la-sal-del-infierno-fernando-garcia-de-cortaza/#sthash.nyIlXNue.dpuf

Esta es la respuesta que le envió Javier Elzo y que se publicó en el espacio "Cartas al Director" de la misma revista, hace unos pocos días:

A Fernando García de Cortázar

Publicado el 07.12.2013 (nº 2.874 de Vida Nueva)

JAVIER ELZO, San Sebastián, catedrático emérito de Sociología en la Universidad de Deusto | Apreciado Fernando: Tu artículo La sal del infierno (VN, nº 2870) me ha apenado profundamente. El texto está inspirado en tu, legítima, ideología política. No tengo, obviamente, nada que decir al respecto. Pero sí, y mucho, sobre tu utilización de la fe cristiana para avalar opciones político-partidistas.

Valga este párrafo de tu texto como botón de muestra. “El cumplimiento de la ley injusta llevó a Jesús a la Cruz. Que nada empañe la energía con la que ahora, más que nunca, tenemos que defender, y defender como cristianos, la dignidad de las víctimas burladas. Que nada nos aparte de denunciar lo aberrante de las normas jurídicas que permiten que el crimen quede impune en alguna medida”. Equiparas la “ley injusta que llevó a Jesús a la Cruz” con la sentencia del Tribunal Europeo de Derechos Humanos, y a Jesús con las “víctimas burladas”.

Tu ideología, querido Fernando, te impide ver que, además de las “víctimas burladas”, víctimas del terrorismo de ETA, que han sentido el más que comprensible dolor de ver cómo sus victimarios salen de cárcel antes de lo que ellas esperaban, hay otras víctimas, también del terrorismo de ETA, sin olvidar a las de los GAL, el Batallón Vasco-Español o las que murieron como consecuencia de las torturas de miembros de la Guardia Civil. Entre estas “otras víctimas”, no pocas mantienen otras posturas, bien distintas. Por lo menos, tan respetables como las que tu denominas como “víctimas burladas”.

Te invito a visitar la web de Deusto Forum, de tu Universidad de Deusto, y seguir la sesión “Encuentros restaurativos en terrorismo”, del 10 de octubre. Se presentó el libro Los ojos del otro (Sal Terrae, 2013), donde se relatan algunos encuentros entre asesinos de ETA y familiares de sus víctimas. El 7 de noviembre pasado se presentó la experiencia Glencreen, de encuentros entre víctimas de diferentes victimarios. Salí conmovido.

Al día siguiente me trasladé a Zaragoza, al Centro Pignatelli, que conoces bien, para cerrar con José María Tojeira –que, como sabes, era el superior de los jesuitas en El Salvador cuando el poder militar asesinó a Ellacuría, a sus compañeros y a dos acompañantes– su habitual Seminario Internacional sobre la Paz. Entre los muchos asistentes al acto de esta institución jesuita y al seminario posterior, había policías, militares y algún miembro de la Inteligencia española, amén de sociólogos, psicólogos, filósofos, historiadores, personas interesadas en los derechos humanos, miembros de órdenes religiosas, laicos cristianos, etc.

En mi intervención, hablé claro. Dije lo que pensaba y considero que tuve una buena acogida. Volví a casa con la esperanza de que la convivencia era posible. Incluso, a medio y largo plazo, creo que también lo es la reconciliación. Desgraciadamente, no puedo decir lo mismo tras leer tu texto. Y créeme que también me apena decirlo.

Fraternalmente.

http://www.vidanueva.es/2013/12/07/a-fernando-garcia-de-cortazar-cartas-al-director/

lunes, 9 de diciembre de 2013

ser pobre

"Ser pobre significa no tener la capacidad de consumir tanta energía como consume el vecino. Cada uno es el pobre (o rico) de otro".

André Gorz

lunes 9 de diciembre de 2013

Niebla y nubes bajas hasta mediodía. Por la tarde cielo despejado con brumas
Temperatura: -2'6º a 4'8º
Humedad: 26-36
Presión atmosférica: 1027 mb

Luna: Creciente

alegría cristiana

Para algunos como Volker Kauder, un señor muy cristiano, todo un "caballero cristiano", la mano derecha de Angela Merkel... matar a una persona puede alegrar a alguien en "el sentido cristiano de la palabra".

Los hechos son los siguientes...

Tras el asesinato de Osama Bin Laden, la canciller alemana, Angela Merkel, declaró: "me alegro de que se haya logrado matar a Bin Laden". Para que no hubiera malos entendidos y malas interpretaciones, su mano derecha, el caballero cristiano llamado Volker Kauder, aclaró que la canciller se había alegrado en el sentido cristiano de la palabra... es decir, se había alegrado "cristianamente" por el asesinato de Bion Laden, y lo explicó, a la rancia manera clásica, con un silogismo: "Como cristiano considero que en el mundo existe el Mal. Osama era malvado. Y como cristianos podemos alegrarnos de que ahora haya menos mal en el mundo,"

Por algo parecido a esto que hacen Angela Merkel y Volker Kauder, De Juana Chaos cumplió pena de cárcel... Para alegrarse de la muerte de alguien hay que saber elegir bien a los malos...

Leo y releo los cuatro evangelios, y no encuentro por ninguna parte nada que tenga que ver con que haya que matar a los malos. No sólo eso, sino que el principal protagonista de estas historias, a quien dicen seguir los cristianos, Jesús de Nazaret, el Cristo, se caracterizaba especialmente por proteger a quienes eran generalmente considerados como malos: putas y publicanos (cobradores de impuestos).

Por otra parte el que exista el "mal" en el mundo no creo que sea una doctrina cristiana... es algo que es evidente. Pero que exista el mal no significa que existan los malos puros. Por supuesto que existe el mal. El mal existe en todos y cada uno de nosotros... por eso, aquel Jesús de Nazaret djo: "El que esté sin pecado, que le tire la primera piedra".

¿Además quién decide que alguien es malvado?  Mucho menos sin haberle juzgado. Cuando se juzga a alguien se juzgan sus actos y los buenos o malos serán sus actos. Pero es que en el caso de Bin Laden, ni siquiera fue juzgado.

Quienes tienen el poder de hacerlo matan a alguien porque ellos han decidido que es un malvado. Para matar a este malvado matan también a otras personas a las que ni siquiera han calificado como malvadas, por el solo hecho de que estaban allí. Muchos se alegran de esto. De estos muchos, algunos, también muchos, no se avergüenzan de manifestarlo públicamente... y todos los demás... miramos hacia otro lado, y hacemos como que no sabemos nada...

De ste asunto, y de otros de similar naturaleza, hablaba, en un excelente artículo publicado el Babelia (El País) del sábado 7 de diciembre y titulado "¿Tortura salvadora?", Ferdinand von Schirach.

domingo 8 de diciembre de 2013

Cielo despejado
Temperatura: -1'3º a 7'7º
Humedad: 25-31
Presión atmosférica: 1025 mb

Luna: Creciente

sábado, 7 de diciembre de 2013

sábado 7 de diciembre de 2013

Nublado hasta media mañana. Después cielo despejado
Temperatura: 0'3º a 9º
Humedad: 26-31
Presión atmosférica: 1023 mb

Luna: Creciente

Elie Wiesel: odio para la paz

Elie Wiesel recibió en 1986 el Premio Nobel de la Paz. Algunos años antes dejó escrito esto:

"Cada judío, en alguna parte de su ser, debería apartar una zona de odio saludable, odio viril contra lo que personifica lo Alemán y contra lo que persiste en lo Alemán. Hacer lo contrario sería una traición a los muertos."

 Página 178 de este libro:
  
No es una actitud rara en una víctima, pero no es la más adecuada para lograr la paz. Por ello es un insulto que a alguien con esta actitud se le concediese el Premio Nobel de la Paz. Sin embargo, no es para nada sorprendente, ya que este es un premio que se ha concedido a otros individuos nada favorecedores de la paz, sino todo lo contrario, como Obama o Kissinger.

Mandela... un sueño incompleto

Hace dos día murió Nelson Nadela

Un luchador por la igualdad, por los derechos de los que no tenían derechos, por la dignidad.

En los últimos tiempos convertido por los poderes del mercado en un objeto de consumo y de moda, restándole así su valor simbólico y su fuerza como representante de todos los pueblos oprimidos del mundo...

Extracto a continuación algunos párrafos procedentes de un artículo publicado en alainet

Mandela....un sueño incompleto

La lucha de Mandela dio sus frutos políticos; en primer lugar derribó todas aquellas teorías falsamente científicas y moralmente injustificables de la incapacidad del africano para dirigir su propio país, teorías inventadas por el régimen del Apartheid. En segundo lugar, dejó un camino abierto en el poco tiempo que estuvo en la presidencia (1994-1999), para la reconciliación nacional, avanzar en la derrota contra la discriminación, el racismo, y eso no es nada fácil pues hay que tomar en cuenta que en solo 17 años que lleva el Congreso Nacional Africano en el poder, partido donde milita Mandela, no es posible acabar con la aberración social y psicológica acumulada por más de 400 años, pero se hace el esfuerzo y creemos que Sudáfrica avanzará hacia una sociedad más justa y equilibrada. Esos avances lo vimos cuando visitamos ese país hace justamente una década en el marco de la Conferencia Mundial contra el Racismo celebrada en la ciudad de Durban en el año 2001.

Hoy Mandela..., es un símbolo para los pueblos del Sur, aunque los occidentales lo han querido momificar y objetualizar, lo han querido convertir en un objeto de consumo y de moda como hicieron con el Che Guevara. Hoy más que nunca debemos revisar los discursos de Mándela y su agradecimiento a Fidel Castro, su condena a la Guerra de Irak, no podemos dejar que lo pongan en el sueño eterno de Martin Luther King con aquel famoso discurso de “Tengo un sueño”. Los sueños de Mandela por una sociedad más justa no se logró en el corto tiempo que ejerció el poder... la incertidumbre en la Sudáfrica postmandela no es muy alentadora. Hoy Mandela, junto con Graza Machel, ex esposa del lider mozambicano Samora Machel, también asesinado por los sudafricanos, son referentes para la reconciliación planetaria.

- Jesús Chucho García, desde Bamako, Mali. (La voz de Afroamérica).

URL de este artículo: http://www.alainet.org/active/69586

viernes, 6 de diciembre de 2013

viernes 6 de diciembre de 2013

Nublado hasta media mañana. Después cielo despejado
Temperatura: 3'5º a 9'7º
Humedad: 24-30
Presión atmosférica: 1026 mb

Luna: Creciente

actitudes objetivas y científicas

Tras finalizar la Segunda Guerra Mundial, entre los años 1945 y 1946, tuvieron lugar los conocidos Juicios de Nuremberg contra criminales de guerra nazis. Uno de estos juicios es conocido como el "Juicio de los doctores", ya que 20 de los 23 acusados en él eran médicos. Todos ellos fueron acusados de planear y llevar a cabo experimentos médicos sin el consentimiento de los afectados, tanto en pacientes de hospitales como en prisioneros en los campos de concentración, experimentos médicos durante los cuales se cometieron asesinatos, torturas, atrocidades y otros actos inhumanos. También fueron acusados de planear y llevar a cabo el asesinato masivo de gente estigmatizada, como ancianos, débiles, insanos, enfermos incurables, entre otros, mediante gaseamiento, inyecciones letales, desnutrición y otros medios, en residencias, asilos, hospitales y otras instituciones médicas, durante el Programa de Eutanasia. Finalmente, fueron acusados de participar y colaborar en el asesinato masivo de la gente internada en los campos de concentración y exterminio.

Según algunas de sus declaraciones su actitud "científica y objetiva" era mucho más avanzada que la que pudieran tener los ciudadanos ordinarios.

Me acuerdo de las declaraciones de los ejecutivos de BNK, que justifican sus investigaciones para la obtención de gas mediante fractura hidráulica respaldándolas siempre con argumentos supuestamente "científicos" y "objetivos".

la verdad

la verdad no existe más que como ideal, como aspiración...

quienes dicen conocer "la verdad", o bien se engañan a sí mismos por simple ingenuidad, o pretenden engañar a los demás por complicada maldad... y en este caso, "la verdad" puede ser una terrible arma de agresión...


jueves, 5 de diciembre de 2013

jueves 5 de diciembre de 2013

Nublado
Temperatura: 6'9º a 9º
Humedad: 24-35
Presión atmosférica: 1029 mb

Luna: Creciente

La industria del Holocausto

Norman Finkelstein, La industria del Holocausto, laeditorialvirtual

"Este libro es tanto una anatomía como una denuncia de la industria del Holocausto. En las páginas que siguen, argumentaré que “El Holocausto” es una representación ideológica del holocausto nazi. Al igual que la mayoría de las representaciones similares, ésta tiene una conexión, si bien tenue, con la realidad. El Holocausto es una construcción, y no arbitraria sino más bien intrínsecamente coherente. Sus dogmas centrales sustentan importantes intereses políticos y de clase. De hecho, el Holocausto ha demostrado ser un arma ideológica indispensable. A través de su explotación, una de las potencias militares más formidables del mundo, poseedora de un horrendo historial en materia de derechos humanos, se ha presentado como un Estado “víctima”, y el grupo étnico más exitoso de los Estados Unidos ha adquirido un estatus de víctima en forma similar. Esta falsa victimización genera considerables dividendos – particularmente inmunidad a la crítica, por más justificada que ésta sea. Y podría agregar que quienes gozan de esta inmunidad, no han escapado de las corrupciones morales que típicamente van con ella."

"... sigo convencido de que es importante preservar – luchar por – la integridad del registro histórico. En las páginas finales de este libro sugeriré que, estudiando el holocausto nazi, podemos aprender mucho no sólo acerca de “los alemanes” o de “los gentiles” sino acerca de todos nosotros. No obstante, creo que para hacer eso, para realmente aprender del holocausto nazi, hay que reducir sus dimensiones físicas y agrandar sus dimensiones morales."

"Se han invertido demasiados recursos públicos y privados en monumentalizar el genocidio nazi. La mayor parte de lo así producido es inservible; no constituye un tributo al sufrimiento judío sino al engreimiento judío. Hace ya mucho tiempo que deberíamos haber abierto nuestros corazones a los sufrimientos del resto de la humanidad. Ésta fue la principal lección que me impartió mi madre. Ni una sola vez le escuché decir: “no compares”. Mi madre siempre comparaba. Sin duda, es preciso hacer diferenciaciones históricas. Pero el hacer diferenciaciones morales, entre “nuestros” sufrimientos y los de “ellos” ya es, en si mismo, una parodia moral. Muy humanamente Platón observó: “No puedes comparar a dos personas miserables y decir que la una es más feliz que la otra”. A la vista de los sufrimientos de afroamericanos, vietnamitas y palestinos, el credo de mi madre era: todos somos víctimas de holocaustos."

(de la introducción del libro)

El beneficio del horror

vivimos un presente muy antiguo

tras leer la entrevista que se puede ver a continuación... se le queda a uno la impresión de que, o bien es la transcripción de una entrevista realizada en tiempos oscuros de hogueras quemando infieles que se desviaban de los planes de la divina providencia que regía la historia, o bien nos encontramos viviendo un presente muy antiguo y que caminamos hacia un futuro aún más antiguo, hacia un futuro sin futuro en el que de nuevo las hogueras se encenderán para quemar en ellas a los herejes que nos empeñamos en obstaculizar los planes divinos...

El director del semanario Alba, Gonzalo Altozano, realizó hace dos años una entrevista al nuevo ministro de Interior, Jorge Fernández Díaz, cuyo hilo conductor es el reencuentro con Dios después de años de vivir ajeno a todo lo espiritual.
Gonzalo Altozano relataba así su encuentro con el actual ministro:
En su despacho del Congreso de los Diputados hay un enorme retrato de Tomás Moro, santo al que Juan Pablo II pedía que se encomendaran los políticos para obtener fortaleza, paciencia, perseverancia y buen humor. De esto último anda sobrado Fernandez Díaz, a pesar de su seriedad (habrá quien diga, maliciosamente, que humor y sonrisa no son sinónimos, que ahí está Zapatero, al que pocos le han encontrado la gracia, el chiste). Los que le conocen bien dicen que nada tiene que ver el Jorge de "ahora" con el de "antes". Él habla de conversión.
-¿Su conversión fue al modo de san Pablo o al de san Agustín?
-Fue, salvando las distancias, más agustiniana que paulina, en el sentido de que no fue instantánea, sino que me resistí mucho.
-¿Venía del ateísmo?
-No.
-Entonces, del agnosticismo.
-Tampoco. Yo no negaba a Dios, simplemente vivía como si no existiera, sólo me acordaba de Él en los momentos difíciles. Era eso que llaman un católico no practicante.
-¿No es eso una contradicción?
-Lo es. Pero yo vivía en esa contradicción. Mi fe era una fe muerta porque era una fe sin obras.
-¿Qué cambió todo?
-La convicción plena de que mi vida sólo tenía sentido a la luz de Dios. A partir de ese momento, Él empezó a tener más presencia en mi vida. Es en este sentido en el que hablo de conversión.
-¿En qué consiste su vida con Dios?
-Digamos que mi plan de vida está muy próximo a la espiritualidad del Opus Dei: ir a misa todos los días, rezar el Rosario, hacer un rato de oración, otro de lectura espiritual...
-¿Lee mucho?
-Mucho. Tras mi conversión me di cuenta de que mi déficit en formación religiosa, moral y ética era importante. Tenía que recuperar el tiempo perdido y la lecturame ayudó a ello.
-¿El autor que más le ha marcado?
-Son muchos, pero si me tengo que quedar con uno, elijo a Vittorio Messori, con quien me unen tantas cosas. El providencialismo, por ejemplo. Messori analiza los acontecimientos teniendo en cuenta que Dios es el Señor de la Historia, del Tiempo, de la Cronología. A mí también me atrae ese tipo de visión de los hechos que se incardina en lo que se llama Teología de la Historia.
-¿Y el libro?
-Le diré tres, aunque haya muchos más. El regreso del hijo pródigo, de Henry Nouwen, La historia de un alma, de santa Teresita de Lisieux, y Las confesiones, de San Agustín. Los leí por primera vez en 1997.
-¿Es el año de su camino de vuelta?
-1997 fue el año en que el Señor dijo: “Hasta aquí hemos llegado. O caixa o faixa”. Pero mi camino de retorno empezó en 1991.
-Seis años antes.
-Ya he dicho que mi conversión fue más agustiniana que paulina, que me hice mucho de rogar.
-¿Qué pasó en 1991?
-Me encontraba de viaje oficial en Estados Unidos, invitado por el Departamento de Estado. Un fin de semana nos llevaron a Las Vegas. Allí, por medio de un gran amigo, que sin duda fue un instrumento de la providencia de Dios, Él salió manifiestamente a mi encuentro. Lo recuerdo y pienso en san Pablo: “Donde abundó el pecado, sobreabundó la Gracia”.
-¿Lo dice por usted o lo dice por Las Vegas?
-Lo digo por mí y lo digo por Las Vegas.
-¿Es fácil tener presente a Dios en el Congreso de los Diputados?
-Aunque parezca que le hayamos cerrado la puerta, aunque a veces no lo queramos ver o escuchar, tengo la íntima convicción de que Dios está muy presente en el Congreso. Las Cortes son el órgano legislativo del Estado y Dios, el gran legislador del universo.
-¿Cómo vive la política?
-Como un magnífico campo para el apostolado, la santificación y el servicio a los demás, como mi vocación personal y específica, el lugar donde Dios quiere que esté. Para un católico, dedicarse a la política, aquí y ahora, es un reto apasionante.
-¿Cómo la vivía antes?
-Como una actividad que me apasionaba. Pero estaba instalado en el relativismo, y cuando no hay convicciones todo es cálculo político, intereses partidistas.
-¿Se encuentra cómodo en el PP?
-El mío es un partido en cuyo ideario ocupa un lugar importante el humanismo cristiano. Sí, me siento bien.
-Antes hablaba de providencialismo. ¿No cree en el azar?
-En la vida las cosas no suceden porque sí o gracias a los amigos o por lo listo que uno sea; todo esto son causas segundas, mediaciones humanas, que, respetando la libertad de cada uno, responden a los designios de Dios. Volviendo a san Agustín y salvando de nuevo las distancias, si pienso en las cosas que me pasaron antes de mi conversión, puedo decir lo que el de Hipona en sus Confesiones: "Ah, Señor, eras Tú".

enlace a la entrevista

miércoles, 4 de diciembre de 2013

miércoles 4 de diciembre de 2013

Cielo despejado
Temperatura: -0'5º a 9'3º
Humedad: 27-36
Presión atmosférica: 1028 mb

Luna: NUEVA

martes, 3 de diciembre de 2013

los ivús

no son un medio de transporte...

son unos aparatitos electrónicos que sirven para leer libros...

lo curioso del asunto es que cada vez hay más gente que tiene uno de estos aparatitos y que nunca jamás ha leído un libro...

leer un libro les debía parecer poca cosa... ahora con el ivuk pueden almacenar cientos de ellos en muy poco espacio y con muy poco peso...

van a todas partes con cientos de libros a cuestas... antes no leían porque un libro ocupa mucho y pesa bastante...

ahora tampoco leen porque tienen tantos para elegir que no saben por cuál empezar...

de vez en cuando comprueban cuánto libros tienen, se los intercambian, los descargan de internet... y algunos hasta los compran...

llevan la contabilidad de sus libros... saben cuántos tienen... se procupan por conseguir el último libro de moda...

tienen tanto trabajo con todo esto... que siguen sin tener tiempo para leer...